987 644 202
petrojamer@badecar.com

Pellets a domicilio

Qué es el pellet

El pellet es una energía renovable, ecológica y muy económica que presenta un balance de CO2 neutro. Se trata de un combustible ecológico de gran poder calorífico que ayuda a cuidar el medio ambiente.

Los pellets de madera son pequeños cilindros de serrín comprimido, proveniente de astillas de madera y serrín seco. Estos cilindros se conforman a través de una alta presión aplicada a través de una matriz sin ningún tipo de aditivo. Su humedad es muy baja. Así que, estas pequeñas "píldoras de energía" necesitan muy poco espacio de almacenamiento.

Usos

Los usos principales del pellet son calefacción y agua caliente. Cualquier instalación realizada con combustibles tradicionales se puede ejecutar mediante pellet.

Las aplicaciones del pellet van desde calefacción y agua caliente sanitaria en viviendas unifamiliares hasta comunidades de vecinos, empresas, oficinas, comercios, hoteles, industria, invernaderos, etc.

Ventajas económicas

El pellet es considerablemente más económico que los combustibles fósiles (50% más barato que el gasoleo).

El uso del pellet está subvencionado.

Usando pellet no se depende de los continuos cambios en los precios de otros combustibles.

Con la instalación de sistemas de pellet se cumple con el Código Técnico de Edificación y se evita la obligatoriedad de instalar paneles solares térmicos.

Ventajas de seguridad

El pellet almacenado no presenta riesgo de explosión, no es volátil, no produce olores, no se producen fugas y si reproduce un vertido todo lo que necesitará será una escoba.

El pellet es un combustible no tóxico e inocuo para la salud.

La combustión de pellets apenas produce humos.

Ventajas ecológicas

Se trata de una fuente de energía renovable (con balance neutro de CO2). Usando pellet, se contribuye a reducir significativamente la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

La combustión del pellet es mucho más eficiente que la combustión de la leña y por tanto las emisiones son mínimas.

Disminuye la lluvia ácida, ya que los pellets no presentan azufre en su composición.

Si los residuos de podas y limpias del monte se utilizan para fabricar pellets, se revaloriza el residuo. De esta forma se fomenta la limpieza de montes, creando o mejorando hábitats salvajes y evitando incendios.

La ceniza que resulta de la combustión del pellet es mínima por la alta eficiencia de la combustión (para una instalación de 15 kw, unos 25 kg de ceniza anualmente) y es totalmente biodegradable, incluso es un buen abono.